Skip to Main Content
Family birth center

Dale la bienvenida con humankindness.

Su camino a la maternidad es uno de los momentos más preciosos de la vida. Registre todas las pataditas de su bebé, las citas y más con nuestra aplicación para el embarazo de My Baby.

 

Centro de Nacimiento

Cuando sea el momento de saludar a su bebé por primera vez, hágalo en St. John's Regional Medical Center. Nuestro equipo de expertos combinan tecnología y comodidad para acompañale y apoyarle durante el nacimiento de su hijo. Desde atención prenatal hasta apoyo posparto, St. John's tiene algo que ofrecerle.

Haga un recorrido de maternidad

Una de las primeras grandes decisiones que tomará como madre es el lugar donde dará a luz a su bebé. Vea usted misma por qué el Centro de Nacimiento de St. John’s Regional Medical Center es el lugar perfecto para recibir a su nuevo bebé.

Para programar un recorrido de maternidad en persona, llámenos al (805) 988-2784.

NICU

UCIN de nivel III

St. John's Regional Medical Center se enorgullece de albergar la ÚNICA Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) de Nivel III en el condado de Ventura con 20 suites privadas, el doble del tamaño de nuestra UCIN anterior. Nuestras instalaciones de última generación están equipadas con tecnología avanzada y ofrecen opciones adicionales y comodidad para el bebé y la familia. Nuestro equipo de expertos y profesionales de la salud ofrecen una gama completa de servicios especializados para atender incluso a los pacientes más pequeños.

Medicina Materno Fetal

La medicina materno-fetal es un tipo de atención especializada para mujeres con embarazos de alto riesgo. Su médico puede recomendarle un especialista en medicina materno-fetal (a menudo denominado médico MFM) para que le preste una atención personalizada hasta el parto. Un médico MFM es un obstetra/ginecólogo con formación avanzada en el cuidado de la mujer y del feto durante un embarazo de alto riesgo.


En Dignity Health, la entrega de medicamentos materno-fetales es un esfuerzo de equipo. Implica que su médico y especialistas trabajen juntos para garantizar que tenga un embarazo saludable y un parto seguro.

Servicios del Centro de Nacimiento

Clases de preparación al parto y para futuros padres

Sabemos que está llena de preguntas, anticipación, y emoción sobre qué esperar antes, durante y después del nacimiento de su bebé. En St. John's Regional Medical Center, le ayudamos a vivir una vida plena, ofreciéndole una variedad de clases y recursos para apoyar su bienestar físico, mental y emocional. Descubra cuándo puede unirse a nosotros, a continuación.

Educación y apoyo a la lactancia materna

Promovemos la salud materna y del recién nacido apoyando la lactancia materna. Nuestro equipo de servicios de lactancia incluye consultores de lactancia certificados y educadores de lactancia que brindan educación, apoyo y asesoramiento sobre la lactancia para que la lactancia sea una experiencia gratificante tanto para la madre como para el bebé.

Hora Santa

Después de la llegada de su bebé, brindamos un momento de tranquilidad conocido como la "Hora Santa del Parto y el Nacimiento." Su bebé se pondrá piel con piel para conocerla. Es hora de las presentaciones y los primeros exclamaciones, contar los dedos de las manos y los pies y tratar de averiguar el color del cabello y los ojos. Ya sea que tenga un parto vaginal o una cesárea, haremos todo lo posible para garantizar que su bebé tenga el mejor comienzo posible y ayudarle a disfrutar del contacto piel con piel de manera segura y durante el tiempo que desee.

Cada futura mamá necesita la tranquilidad de saber que recibirá la mejor atención posible cuando llegue el gran día. Por esta razón, St. John's Regional Medical Center. Ofrece servicios de obstetricia las 24 horas.

Los obstetras certificados por la junta están en el lugar las 24 horas del día, los 365 días del año para garantizar una atención constante cuando un obstetra no está disponible o está en camino al hospital. Tratan a los pacientes en el hospital y brindan atención de emergencia a quienes acuden a la unidad de trabajo de parto y parto, independientemente del tiempo, las complicaciones, las circunstancias o el estado del seguro.

En el Maternity and Birth Center de St. John's Hospitals, ofrecemos a todas las futuras madres una suite privada donde usted y su compañero de parto pueden esperar el nacimiento de su hijo en un ambiente cómodo, seguro y privado. Cada suite LDR está especialmente diseñada con las últimas comodidades. Todas nuestras enfermeras tienen capacitación avanzada en monitoreo fetal y están certificadas en reanimación neonatal.

Dos salas de cesárea completamente equipadas están ubicadas en la sala de maternidad, lo que le brinda a usted y a su médico la tranquilidad de saber que las salas son accesibles de inmediato en caso de necesidad.

Nuestras suites privadas para madres y bebés están diseñadas para que su bebé pueda estar con usted durante toda su estadía. Este tiempo especial juntos le brinda la oportunidad de conocer las señales de su bebé en un ambiente íntimo y afectuoso. Cada habitación privada tiene muebles para dormir y sentarse en pareja, un baño y una ducha. Si su bebé necesita fototerapia para la ictericia mientras está en el hospital, no lo separarán de usted y la fototerapia se llevará a cabo en su habitación.

La aromaterapia está disponible para las madres durante el trabajo de parto para ayudar con la relajación.

Para su comodidad, Internet inalámbrico está disponible en todas nuestras instalaciones.

Registro del paciente en línea

Queremos que el día de su parto se centre en usted. Es por ello que les pedimos a las futuras mamás que completen todos los formularios de registro necesarios con antelación. Complete la solicitud previa a la admisión antes de su séptimo mes, o envíela con la información necesaria al Departamento de Admisiones por correo o en persona.

Family birth center

Que puede esperar del Hospital para su recién nacido

Es nuestro deseo el que usted y su nuevo bebé disfruten una experiencia segura y feliz en el Hospital St. John’s Regional Medical Center.

Es importante que usted se familiarice con los estándares de atención para los recién nacidos sanos a nivel nacional porque estos son los lineamientos a los que se adhieren nuestro hospital. Los estándares son en base a las recomendaciones actuales tanto de la Academia Americana de Pediatría (AAP) como del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) las cuales son revisadas en los Lineamientos de Cuidado Perinatal. Algunos de estos elementos de atención también son recomendados por los Centros federales de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y algunos son legalmente requeridos en el Estado de California.

Los siguientes son los procedimientos estándar recomendados o requeridos para todos los recién nacidos:

Se coloca antibiótico en pomada (usualmente eritromicina) en los ojos del bebé dentro de la primera hora del nacimiento para prevenir una infección llamada infección ocular gonocócica del recién nacido. Este tratamiento, que es requerido por la ley estatal de California, puede ocasionar que los ojos del bebé se vean temporalmente nebulosos; sin embargo el medicamento no debe lavarse ni limpiarse de los ojos.

La vitamina K es necesaria para ayudar a la coagulación de la sangre, usualmente los niveles de esta vitamina son bajos en los recién nacidos. Para prevenir la enfermedad hemorrágica del recién nacido por deficiencia de vitamina K (sangrado que puede ocasionar daño cerebral o inclusive la muerte), todo recién nacido debe recibir una inyección única en la parte superior del muslo de vitamina K dentro de la primera hora de su nacimiento. El bebé puede experimentar dolor leve y de corta duración o un ligero enrojecimiento, inflamación o sensibilidad con la inyección. La administración oral de esta vitamina K no ha demostrado ser más eficaz que la inyección intramuscular.

El CDC ahora recomienda que haya una vacunación universal contra la Hepatitis B comenzando con el recién nacido sin importar si el recién nacido estuvo expuesto a la Hepatitis B o no. Esto implica una inyección intramuscular. El bebé puede experimentar dolor leve y de corta duración o un ligero enrojecimiento, inflamación o sensibilidad a la inyección.

La ley estatal de California requiere que se lleve a cabo una evaluación del recién nacido como una medida de salud preventiva, pues el no hacerlo podría traer “la muerte o discapacidad permanente para aquellos recién nacidos afectados”. La evaluación del recién nacido detecta varias enfermedades metabólicas no comunes así como tipos anormales de hemoglobina como anemia drepanocítica y otras. “Si usted se opone a las evaluaciones por motivos de su religión, usted puede decir que “no” a las pruebas o evaluaciones por escrito y con su firma indicar que su hospital, doctor y personal clínico no es responsable en caso de que su bebé desarrolle problemas debido a que estos trastornos no fueron identificados, ni tratados a tiempo”. La evaluación de un recién nacido requiere una prueba de sangre con punción en su talón el cual puede ocasionarle al bebé un dolor leve y de corta duración. (Texto tomado del formulario California Newborn Screening Test Request Form, DHS 4409.)

La meta del Programa de Exámenes Auditivos para Recién Nacidos de California es el identificar a recién nacidos con pérdida auditiva antes de los tres meses de edad y el vincular a los infantes con los servicios de intervención temprana antes de los seis meses de edad. Los estudios demuestran que la pérdida auditiva ocurre en aproximadamente 2 a 4 de 1,000 bebés, pero la pérdida auditiva frecuentemente no se identifica hasta los 18 meses a 3 años de edad, lo cual puede tener como resultado el retraso en el habla y en el desarrollo del lenguaje. Existen dos métodos que pueden utilizarse para llevar a cabo este examen legalmente requerido a su recién nacido. Cualquiera de los dos métodos se puede realizar mientras el bebé está durmiendo o está calmado y no requiere que el bebe participe. A través de unos pequeños audífonos se tocan sonidos (tonos o chasquidos) y las reacciones a los sonidos se miden automáticamente. Los dos métodos son rápidos, no causan dolor y no son invasivos. Algunas veces, los bebés con capacidad auditiva normal no pasan la primera prueba de evaluación, y en esos casos, se repite la prueba.

El CDC recomienda que cuando las madres colonizadas con estreptococos del grupo B no reciben tratamiento con antibióticos durante el parto, se examine a sus bebés para determinar su nivel de riesgo de adquirir esta infección potencialmente mortal. Esto implica la punción de una vena para obtener muestras sanguíneas lo cual puede ocasionar dolor leve y de corta duración al bebé.

Por favor tómese un momento para discutir estos tratamientos estándares tanto con su obstetra como con su pediatra. También discuta que medidas tomar para minimizar el dolor que puede sentir su bebé con estos procedimientos. Después de una amplia discusión, si usted decide que usted NO quiere que su bebé tenga alguno o ninguno de estos procedimientos de rutina, se le pedirá que firme un formulario indicando que rehúsa permitir este tratamiento médico estándar y que usted acepta los riesgos a su bebé asociados con rehusarse.

Opciones para el nacimiento

Un plan de nacimiento es un documento escrito que describe sus preferencias para el trabajo de parto y el parto. Ya sea que tiene solo una idea de cómo quiere que sea su plan de nacimiento, o bien lo tiene todo planificado, Dignity Health puede ayudarle para que su experiencia de parto sea la mejor posible.

La mayoría de las personas usan el término parto natural para referirse al proceso de pasar por ell parto sin utilizar analgésicos ni otras intervenciones médicas. Hay diversas razones por las que una mujer podría elegir un parto natural.

Un parto vaginal es aquel en donde el bebé pasa por el canal de parto, o vagina. Es el proceso para dar a luz habitual y natural, y los bebés nacen generalmente de forma vaginal, a menos que su médico encuentre un motivo médico para un parto por cesárea.

Un nacimiento por cesárea es una cirugía para dar a luz a un bebé a través de incisiones en el abdomen y en el útero de la madre. En Dignity Health, un nacimiento por cesárea se considera cuando su médico cree que es la opción de parto más segura para la madre, para el bebé o para ambos.

Si tuvo anteriormente un parto por cesárea, California Hospital respalda su decisión de dar a luz a su próximo bebé mediante parto vaginal. Cuando el médico indique que es seguro, está a su disposición la posibilidad de tener un parto vaginal después de una cesárea anterior. Esto se llama parto vaginal después de cesárea, o VBAC (por sus siglas en inglés.) Nuestras enfermeras parteras certificadas son especialistas en partos vaginales después de cesáreas y han recibido un reconocimiento nacional por su éxito en este procedimiento.

 

Busca servicios de maternidad

Para obtener más información o para encontrar un médico, llame al número a continuación. O use nuestra herramienta de búsqueda para Buscar un médico.

Detalles e indicaciones: St. John's Regional Medical Center's Family Birth Center.